Síntomas de un tanque de expansión de refrigerante defectuoso

El tanque de expansión de refrigerante de su automóvil es parte de su sistema de enfriamiento. El sistema de enfriamiento es responsable de mantener su motor a la temperatura de funcionamiento correcta. Lo hace usando una bomba para hacer circular el refrigerante a través del motor. El refrigerante es un líquido que es una mezcla de anticongelante (etilenglicol, una forma de alcohol) y agua. A medida que circula el refrigerante, absorbe el intenso calor generado por el proceso de combustión en cada cilindro.

La ruta del refrigerante luego lo lleva a través de su radiador, donde libera el calor que absorbió mientras viajaba a través del motor. Este proceso continuo mantiene su motor a su temperatura de funcionamiento óptima, para un funcionamiento suave, una buena economía de combustible y el funcionamiento adecuado de los controles de emisiones.

Su sistema de enfriamiento está presurizado, lo que permite que el refrigerante proteja su motor de temperaturas más altas que si no estuviera bajo presión. Su refrigerante se expande bajo este calor y presión, y necesita un lugar adonde ir. Para esto es su tanque de expansión de refrigerante.

El tanque de expansión de refrigerante, ubicado debajo del capó junto al motor, actúa como un contenedor de desbordamiento temporal para este refrigerante «adicional». Después de apagar el automóvil y el motor se enfría, el refrigerante se contrae y regresa a su ubicación normal, dentro del motor y el radiador. Este sistema también evita que entre aire en su sistema de enfriamiento, lo que puede provocar una oxidación dañina.

El tanque de expansión de refrigerante de plástico translúcido también suele ser el lugar donde se agrega refrigerante adicional cuando es necesario. La mayoría de los tanques de expansión de refrigerante hoy en día están presurizados, como el resto del sistema de enfriamiento, nunca se debe quitar la tapa mientras el sistema está bajo presión. Hay marcas en el tanque de expansión de refrigerante que indican «bajo» y «lleno», para que sepa el nivel correcto de refrigerante y cuándo llenarlo. Por el bien de la seguridad, agregue refrigerante solo cuando el motor esté frío.

 

 

¿Cuáles son los signos de un tanque de expansión de refrigerante defectuoso?

Si conduce un automóvil que tiene un tanque de expansión de refrigerante, hay varias formas de saber si tiene un tanque de expansión de refrigerante defectuoso. Veamos cuáles son:

  • Fugas de refrigerante: si nota goteos o charcos de refrigerante debajo de su automóvil, cerca de la ubicación de su tanque de expansión de refrigerante, esto podría ser una indicación de un tanque de expansión de refrigerante defectuoso. Llame a su mecánico para obtener orientación y arregle la fuga de inmediato.
  • Tanque de expansión de refrigerante vacío o agrietado: si al abrir el capó, ve evidencia de grietas en el tanque de expansión de refrigerante, o si el tanque está completamente vacío, busque una fuga correspondiente en el suelo debajo. Intente llenar el tanque con refrigerante y vea si el refrigerante se escapa. Llame a su mecánico con los resultados y pregúntele si debe conducir su automóvil o hacer que lo remolquen.
  • Mangueras de conexión con fugas o dañadas: a menudo hay mangueras de goma estrechas que conectan el tanque de expansión de refrigerante con el resto del sistema de enfriamiento. Si están agrietados o rotos, permitirán que se escape el refrigerante. Mire de cerca y vea si puede detectar fugas o conexiones defectuosas. Rellene el nivel de refrigerante si está bajo y vuelva a comprobar. Comuníquese con su mecánico sobre qué hacer a continuación.
  • Nivel bajo de refrigerante: incluso si no ve fugas o grietas en el tanque de expansión de refrigerante, puede haber otra fuente de pérdida de refrigerante. Si llena con frecuencia el refrigerante de su automóvil, llévelo al taller de su mecánico y hágalo reparar, antes de que empeore y el motor se sobrecaliente.
  • Luz de advertencia de bajo nivel de refrigerante: si constantemente pierde refrigerante debido a un tanque de expansión de refrigerante defectuoso, es posible que la luz de advertencia de bajo nivel de refrigerante en el tablero se encienda para alertarlo. Si esto sucede, deténgase de inmediato y apague el automóvil. Deje que el automóvil se enfríe antes de abrir el capó, verifique el estado de su tanque de expansión de refrigerante y agregue refrigerante si parece que va a contener algo. De cualquier manera, llame a su mecánico y obtenga consejos sobre los próximos pasos.
  • Huele a refrigerante: su refrigerante tiene un olor dulce distintivo que es diferente de cualquier otro fluido automotriz. Si lo huele, ya sea dentro o fuera de su automóvil, podría ser una señal de un tanque de expansión de refrigerante defectuoso. Verifique el estado de su tanque de expansión y consulte a su mecánico sobre qué hacer a continuación.
  • Sobrecalentamiento: este es el síntoma más extremo de un tanque de expansión de refrigerante defectuoso. Si su tanque de expansión de refrigerante ya no es capaz de contener refrigerante, y usted no se da cuenta, una cantidad significativa de refrigerante se escapará del sistema al suelo. Esto significa que no quedará suficiente refrigerante en su sistema de enfriamiento para absorber y eliminar el calor intenso del proceso de combustión. Su motor funcionará cada vez más caliente, hasta que algo falle. Si las cosas llegan a este punto, puede enfrentar reparaciones muy costosas o incluso el final de la vida útil de su automóvil.

¿Debería conducir su automóvil con un tanque de expansión de refrigerante defectuoso?

Definitivamente no. Conducir un vehículo con un tanque de expansión de refrigerante en mal estado puede provocar un sobrecalentamiento, así como la falla de la junta de la culata, el bloque del motor o la culata. Un sistema de enfriamiento que funciona incorrectamente, si se descuida, puede resultar fácilmente en daños catastróficos al motor.

 

¿Cómo se arregla un tanque de expansión de refrigerante defectuoso?

Al igual que con cualquier reparación del sistema de enfriamiento, siempre se debe permitir que su automóvil se enfríe a temperatura ambiente primero, para evitar la posibilidad de quemaduras, escaldaduras y otros problemas de trabajar en un sistema presurizado.

Es mucho más fácil para el mecánico reemplazar su tanque de expansión de refrigerante defectuoso por uno nuevo. Un tanque de expansión de refrigerante nuevo no es caro. Su mecánico vaciará el tanque viejo, lo sacará del vehículo e instalará el tanque nuevo. Después de rellenar el tanque de expansión de refrigerante con refrigerante, el mecánico arrancará el motor y luego verificará que haya la cantidad correcta de refrigerante en su sistema de enfriamiento.

 

¿Puede reemplazar usted mismo un tanque de expansión de refrigerante defectuoso?

Si tiene un conocimiento profundo y experiencia en el trabajo con sistemas de enfriamiento de automóviles, debería poder administrar el reemplazo de un tanque de expansión de refrigerante defectuoso.

Sin embargo, es esencial que sea lo suficientemente competente en el diagnóstico como para saber si el tanque de expansión de refrigerante defectuoso es la única fuente de su problema. Si es así, reemplazar el tanque de expansión de refrigerante defectuoso debería resolver la situación. Si no es así, podría haber otros problemas del sistema de enfriamiento que no se identifiquen y, si no se resuelven, podrían provocar un sobrecalentamiento del motor.

2 comentarios sobre «Síntomas de un tanque de expansión de refrigerante defectuoso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.