Señales de que su bomba de dirección asistida está fallando

La dirección asistida le facilita conducir su automóvil, especialmente a bajas velocidades. Para hacer esto, el sistema usa una bomba de dirección asistida para proporcionar líquido a varias otras partes. Sin embargo, si la bomba falla, será notablemente más difícil girar el volante a velocidades más bajas o cuando esté detenido, y es posible que escuche algunos ruidos extraños o note una fuga.

Una bomba de dirección asistida defectuosa puede causar una serie de problemas. Los problemas comunes incluyen:

  • Falta de dirección asistida: este es el síntoma más evidente, y cuando sucede, notarás que el volante se vuelve muy difícil de girar. El problema es especialmente evidente cuando estás parado.
  • Ruido: a menudo, una bomba de dirección asistida defectuosa emitirá un zumbido o un gemido. Este sonido generalmente aumenta con las rpm del motor, ya que la bomba es impulsada por una correa. El ruido generalmente se vuelve más fuerte cuando se gira la rueda.
  • Fugas de líquido: las bombas de dirección asistida, las líneas, las mangueras y los mecanismos de dirección pueden desarrollar fugas. Estas fugas pueden originarse en los sellos de la bomba o en una grieta en la carcasa de la bomba o en el depósito. Si nota un charco rojo o marrón rojizo debajo de su automóvil, este podría ser su líquido de dirección asistida.

¿Qué hay en un sistema de dirección asistida?

Un sistema de dirección asistida hidráulica tradicional consta de los siguientes componentes:

  • Bomba de dirección asistida: como su nombre lo indica, la bomba de dirección asistida es una bomba hidráulica. Por lo general, está montado en la parte delantera del motor y es impulsado por la correa de transmisión , pero puede ser impulsado por engranajes, lo cual es común en los motores diésel. Las bombas de dirección asistida utilizan desplazamiento positivo, lo que significa que cada vez que la bomba gira, una cantidad específica de fluido debe salir de la bomba, lo que crea alta presión. La bomba presuriza el fluido y lo envía a través de una línea de alta presión al mecanismo de dirección. Una válvula de alivio de presión interna se abre cuando la presión ha excedido un cierto punto. Esto permite que el fluido regrese y asegura que siempre esté disponible la máxima presión.
  • Mecanismo de dirección: hay dos tipos básicos de mecanismos de dirección: cajas de dirección de recirculación de bolas (automóviles y camiones grandes) y conjuntos de piñón y cremallera. Independientemente del diseño, el mecanismo de dirección está conectado entre la columna de dirección y el varillaje de dirección. Cuando el conductor gira el volante, el conjunto de engranajes transfiere ese movimiento a la articulación de la dirección. El varillaje de dirección luego gira las ruedas en la dirección deseada.
  • Líneas: el sistema de dirección asistida tiene líneas de fluido de alta y baja presión, así como una línea de succión si el depósito está montado de forma remota. El fluido hidráulico presurizado se envía desde la bomba al mecanismo de dirección a través de la línea de alta presión. El fluido regresa del mecanismo de dirección a la bomba de dirección asistida o al depósito a través de la línea de baja presión.
  • Depósito: los sistemas de dirección asistida tienen un depósito de líquido. Puede estar montado en la bomba de dirección asistida, o puede ser un tanque montado de manera remota con una manguera de alimentación o succión que se conecta a la bomba.

Muchos automóviles fabricados en los últimos años ya no tienen una bomba de dirección asistida hidráulica. En cambio, usan un motor eléctrico para ayudar en la dirección. Estos sistemas se conocen como dirección asistida eléctrica. También hay algunos vehículos que utilizan un híbrido de los dos tipos.

Como solucionar el problema

cuando el sistema de dirección asistida desarrolla problemas, puede ser difícil saber exactamente qué parte tiene la falla sin un diagnóstico adecuado. Por eso es una buena idea llevar su automóvil a un mecánico, quien generalmente puede identificar el problema más fácilmente.

Si nota problemas con la dirección asistida, el primer paso es verificar que la bomba tenga el nivel de líquido adecuado y agregar más líquido según sea necesario. Si nota que gotea, lo mejor es llevar el automóvil a un mecánico para que lo diagnostique.

Una vez que se haya corregido el nivel de fluido, se puede revisar que la bomba tenga la presión y el flujo de fluido adecuados. Si la bomba hace ruido, se puede comprobar con el estetoscopio de un mecánico.

Si su bomba es mala, necesitará un reemplazo. Una vez hecho esto, se debe purgar el aire del sistema de dirección asistida y posiblemente lavarlo. Esto evita que cualquier residuo dañe la nueva bomba y el resto del sistema de dirección asistida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.