Señales de que la tapa de su radiador necesita ser reemplazada

La tapa del radiador es una pieza pequeña que juega un papel importante para evitar que el motor se sobrecaliente . Hay varias señales de advertencia de que la tapa del radiador no está funcionando bien:

1. Tiene una fuga de refrigerante: si su refrigerante tiene una fuga , podría significar que la tapa del radiador está defectuosa. Si la tapa no libera el exceso de presión correctamente, esa presión puede obligar a que el refrigerante se escape por el punto de menor resistencia. Esto puede ser de la tapa, una manguera, juntas del motor, la bomba de agua o incluso del propio radiador , especialmente si tiene un vehículo antiguo con muchas millas.

2. Su motor se está sobrecalentando: si su indicador de temperatura comienza a leer alto, la tapa del radiador podría tener la culpa. Podría significar que la tapa no mantiene la presión correcta. Una presión inadecuada significa que el punto de ebullición de su refrigerante es mucho más bajo y no puede eliminar suficiente calor de su motor.

Otra posibilidad: las bolsas de aire en su sistema de refrigeración pueden impedir la circulación del refrigerante y provocar un sobrecalentamiento. Este aire puede ingresar al sistema de enfriamiento a través de una tapa de radiador con un mal sello.

Para evitar daños graves al motor, debe apagar el motor inmediatamente ante la primera señal de sobrecalentamiento. No conduzca su vehículo a casa oa su mecánico . Para evitar lesiones personales, no abra el capó para investigar hasta que el automóvil se haya enfriado por completo. Nunca quite la tapa del radiador cuando el motor esté caliente: el riesgo de quemarse o escaldarse es extremadamente alto.

3. La manguera del radiador colapsa: si abre el capó y nota que la manguera del radiador se colapsó debido a la succión interna, esto puede ser un síntoma de una tapa del radiador defectuosa. Es probable que su tapa no permita que el refrigerante del tanque de expansión regrese al sistema de enfriamiento a medida que se enfría. La presión negativa dentro de su sistema de enfriamiento aparece como una manguera colapsada, lo que puede agravar sus problemas rápidamente.

4. Su motor se desborda: El flujo normal de refrigerante a través de la tapa del radiador cambia rápidamente si el líquido comienza a hervir. El refrigerante hirviendo se convierte en vapor. Grandes cantidades de presión deben liberarse rápidamente a través de la tapa del radiador. Esta presión se liberará en el tanque de desbordamiento y, por lo general, se puede ver el vapor escapando por debajo del capó.

Si ve vapor, no abra el capó, ya que puede quemarse. Esta es otra situación en la que debe apagar el motor de inmediato y dejar que se enfríe. Después de que se enfríe, puede abrir el capó.

Nunca conduzca un automóvil que haya perdido refrigerante; deberá agregar más antes de que se reinicie el motor. Llame a su mecánico para que le aconseje antes de conducir su vehículo.

¿Qué es la tapa del radiador?

La tapa del radiador se encuentra en la parte superior del radiador y contiene un émbolo con resorte. Cuando el automóvil está frío, la tapa se puede quitar para verificar el nivel de refrigerante dentro del radiador o para agregar refrigerante.

Cuando funciona correctamente, la tapa proporciona un sello hermético que ayuda a mantener presurizado el sistema de enfriamiento de su automóvil. Un sistema de enfriamiento debidamente presurizado eleva el punto de ebullición del refrigerante, lo que le permite eliminar más calor y proteger su motor a temperaturas de funcionamiento más altas. Esto aumenta la eficiencia del motor y mejora el rendimiento de la gasolina.

Demasiada presión puede dañar los componentes de su sistema de enfriamiento y causar fugas. Antes de que esto suceda, la tapa del radiador libera el exceso de presión al ventilar el refrigerante en el tanque de expansión. Una vez que su motor se enfría, la caída resultante en la presión del sistema de enfriamiento atrae el refrigerante hacia el radiador.

Arreglar una tapa de radiador en mal estado

Hay buenas noticias: la tapa del radiador es fácil de revisar y económica de reemplazar. Asegúrese de usar una tapa de radiador de repuesto con la clasificación de presión correcta para su vehículo.

Si sospecha que la tapa del radiador está fallando, inspeccione visualmente a fondo. Busque sellos dañados, agrietados, endurecidos o desgastados. Si los sellos se ven mal, reemplace la tapa.

El resorte, el émbolo y las válvulas dentro de la tapa del radiador deben tener algo de resistencia, pero deben ser fáciles de mover. Si hay algún problema, reemplace la tapa.

Su mecánico puede usar un probador de presión para verificar que la tapa del radiador se abre y se cierra en la configuración correcta de presión del sistema de enfriamiento. Si su tapa falla en alguna parte de la prueba, debe ser reemplazada.

Si ve óxido dentro de la tapa o tiene alguna otra razón para dudar del estado de la tapa del radiador, reemplácela. Es una pieza tan económica y tan importante para la salud de su motor que no hay razón para no reemplazarla por una nueva.

Y si encuentra aceite, espuma o cualquier cosa que no sea del color correcto en la tapa del radiador, asegúrese de mostrárselo a su mecánico. Esto podría ser una señal de que el aceite se está mezclando con el refrigerante, lo que podría significar que tiene una junta de culata defectuosa u otro problema en el motor. Querrá que lo aborden de inmediato.

Consejos de reparación relacionados

Algunos de los problemas que acompañan a una tapa del radiador defectuosa también pueden dañar el tanque de expansión del refrigerante. Revíselo cuidadosamente para detectar grietas y fugas y reemplácelo si está dañado . Este es otro componente económico que protege su motor.

Es posible que también se hayan debilitado o dañado otras partes de su sistema de enfriamiento. Tiene sentido que su mecánico revise el termostato, las mangueras y sus accesorios de conexión, la bomba de agua y las juntas que sellan todo. Esta es una gran oportunidad para asegurarse de que todo su sistema de enfriamiento pueda hacer bien su trabajo y mantener su vehículo funcionando sin problemas y de manera confiable.

Si usted mismo trabaja en su sistema de enfriamiento, consulte el manual de servicio detenidamente antes de agregar líquido. Muchos motores modernos tienen sistemas de enfriamiento complejos que requieren purgar todo el aire del sistema a través de puertos o mangueras de purga. Estos deben retirarse al llenar el sistema.

Un comentario sobre «Señales de que la tapa de su radiador necesita ser reemplazada»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *