Sale Humo Blanco de mi Coche

La falla catastrófica de la junta de la culata de cilindros puede ser fácil de determinar. Una gran corriente de humo blanco que sale del escape y un motor sobrecalentado son señales seguras. Sin embargo, los signos de falla más sutiles de la junta de la culata de cilindros pueden ser más difíciles de diagnosticar. El motor puede experimentar una misteriosa pérdida de refrigerante o solo perder refrigerante cuando el motor funciona con una carga pesada. Incluso puede experimentar un funcionamiento irregular del motor cuando enciende el vehículo por primera vez.

 

 

Inspección inicial

de los componentes del sistema de enfriamiento y una prueba de manejo completa para confirmar la queja del cliente de pérdida de refrigerante o sobrecalentamiento. Verifique la presencia de vapor / humo blanco proveniente del escape. El vapor que sale del escape puede oler ligeramente dulce ya que el vapor se disipa suavemente en el aire circundante. (Es normal ver gotas de agua del escape de un automóvil moderno a medida que se calienta). Otra señal de que la junta de la culata puede tener una fuga es la presencia de aceite en el sistema de enfriamiento. Compruebe si hay residuos de aceite en el depósito de refrigerante.

Es importante confirmar la temperatura real de funcionamiento del motor y la precisión del indicador de temperatura. Esto se puede verificar utilizando una pistola de detección de calor por infrarrojos sin contacto. Es un método no intrusivo utilizado por la mayoría de los talleres de reparación para verificar la precisión del medidor de temperatura y la temperatura real de funcionamiento del motor.

Presurizar

El sistema de enfriamiento (para eliminar las fugas de refrigerante como fuente de pérdida de refrigerante), verificar el funcionamiento correcto del ventilador de enfriamiento y verificar la eficiencia del radiador son importantes antes de llegar a la conclusión de que la junta del cabezal está defectuosa.

La prueba de diagnóstico

Más eficaz y precisa para determinar si la junta de la culata está sellando los gases de combustión es verificar la presencia de gases de combustión en el refrigerante del motor. Esto debe hacerse con el motor caliente y la tapa del radiador retirada. Esto puede ser un poco complicado, así que tenga cuidado al calentar el motor sin la tapa del radiador o al quitar la tapa cuando el motor está caliente. Con la tapa del radiador fuera y el motor caliente, coloque un embudo donde normalmente estaría la tapa del radiador. Arranque el motor y déjelo funcionar. Observe el refrigerante a medida que circula. Es normal ver la presencia de algunas burbujas en el sistema de enfriamiento, pero la presencia de muchas burbujas en el sistema de enfriamiento puede ser un signo de falla en la junta de la culata. Tenga mucho cuidado al hacer funcionar el motor sin la tapa del radiador.

Con el motor en marcha, se utiliza una herramienta (en la imagen) para extraer los humos del sistema de enfriamiento a través de un producto químico que verifica la presencia de monóxido de carbono (CO) en el sistema de enfriamiento. El monóxido de carbono solo estará presente si la junta de la culata ha fallado o la culata está agrietada. El químico comienza de color azul, pero se vuelve verde o amarillo en presencia de monóxido de carbono. Esta prueba se conoce como «verificación de bloque».

 

Otro método

consiste en utilizar el analizador de gases que utiliza el taller para comprobar las emisiones de los vehículos. Cuando se utiliza esta máquina, se medirá la presencia de gases de hidrocarburos (HC) que escapan del refrigerante y si la lectura de HC es superior a 50 PPM, entonces la junta del cabezal tiene una fuga. Siempre asegúrese de que la lectura se anote en la orden de reparación siempre que se utilice este método.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.