Mi Automovil

¿Problemas de motor? Podría ser una fuga de vacío

El motor de su automóvil es esencialmente una bomba de vacío grande y potente. El movimiento hacia arriba y hacia abajo de sus pistones crea un vacío, atrayendo aire hacia el motor para mezclarlo con el combustible y producir energía.

El aire que usa el motor se mide y mide cuidadosamente mediante sensores computarizados, y la computadora del motor usa esos datos para determinar exactamente cuánto combustible se necesita para obtener la máxima potencia y eficiencia.

Cuando entra aire no medido y no deseado en el motor, se denomina fuga de vacío. Estas fugas pueden crear muchos problemas para su vehículo. Echemos un vistazo a algunos síntomas de una fuga de vacío, o puede adelantarnos a algunas posibles causas y soluciones.

 

 

Señales de que tiene una fuga de vacío

La luz de verificación del motor está encendida: la computadora de su motor puede detectar fugas de vacío comparando datos de varios sensores. Si los datos de un sensor no coinciden con lo que informan los otros sensores, la computadora sabe que algo anda mal. Registrará un código de problema que se puede recuperar con una herramienta de escaneo y encenderá la luz de verificación del motor en su tablero.

El ralentí del automóvil es alto o esporádico: la cantidad de aire que se supone que ingresa al motor está limitada por un cuerpo del acelerador . Esta es una válvula de mariposa que se abre al presionar el pedal del acelerador. Cuanto más presiona, más grande se vuelve la abertura, permitiendo que entre más aire al motor y aumentando sus RPM. Dado que una fuga de vacío también deja entrar aire al motor, el motor responderá al ralentí más rápido. Cuando esto sucede, la computadora del automóvil intentará compensar, creando típicamente una velocidad de ralentí esporádica o fluctuante.

El motor se para: en algunos casos, una fuga de vacío puede hacer que el motor se apague o se detenga . Si el aire no medido es excesivo, es posible que los sensores del motor no puedan enviar datos a la computadora correctamente. Esto puede hacer que el motor se ahogue o que solo permanezca en funcionamiento cuando presiona el acelerador, y puede dificultar el arranque del automóvil.

Escuchas un chirrido o un chirrido del motor: una fuga de la aspiradora puede sonar como el extremo del tubo de la aspiradora de tu casa. Si escucha un ruido de succión debajo del capó, es probable que tenga una fuga de vacío.

Causas comunes de fugas de vacío

Tubo o manguera de vacío roto: La causa más común de una fuga de vacío es una manguera o tubo de vacío roto, roto o desconectado. Debido al calor extremo generado por un motor de combustión interna, estos tubos de plástico y goma pueden deteriorarse o romperse y causar una fuga de vacío. Hay muchos accesorios que conectan los tubos y las mangueras que también pueden romperse.

Actuadores, solenoides, válvulas y reguladores con fugas : las partes a las que conducen las mangueras y tubos de vacío también pueden tener fugas. Los motores fabricados en las últimas dos o tres décadas a menudo tienen válvulas de recirculación de gases de escape (EGR) , válvulas de inyección de aire secundarias, reguladores de presión de combustible y válvulas de purga que requieren una fuente de vacío para funcionar. Si estas piezas se agrietan o fallan, pueden provocar una fuga de vacío. Además, algunos autos más antiguos tienen actuadores de vacío para aire acondicionado, calefacción e incluso cerraduras de puertas que pueden tener fugas y causar problemas.

Juntas y sellos con fugas: su motor usa varias juntas y sellos para contener cosas como aceite y refrigerante, pero estos también se usan para hacer sellos herméticos para partes como el colector de admisión y los cuerpos del acelerador. Los sellos pueden secarse con el tiempo y comenzar a tener fugas, y esto puede causar fugas de vacío que pueden ser más difíciles de detectar.

Fugas en el servofreno: los automóviles que utilizan un servofreno en el sistema de frenado eléctrico pueden experimentar una fuga de vacío si falla el diafragma del servomotor. La primera señal de esto será un pedal de freno que es difícil de presionar. La luz de verificación del motor también se encenderá normalmente. Antes de reemplazar el servofreno, asegúrese de que la línea que va a él esté conectada y no esté dañada.

Cómo diagnosticar y reparar fugas de vacío

Comience con una inspección visual: si sospecha que su automóvil tiene una fuga de vacío, el primer paso en el diagnóstico es observar bien el motor. Debido a que la causa más común son las fugas de tubos y mangueras, abra el capó y busque cualquier cosa que parezca fuera de lugar. Algunos coches tienen una pegatina con el diagrama de distribución de la manguera de aspiración que puede utilizar como referencia. Si encuentra una manguera rota o desgarrada, intente localizar una pieza de repuesto de fábrica. Si el tubo o la manguera de fábrica no está disponible, puede intentar repararlo con mangueras de vacío genéricas o tubos de una tienda de repuestos para automóviles.

Haga una prueba de humo: Usar humo es una forma segura y efectiva de encontrar fugas de vacío. Es posible hacer esto usted mismo, pero si no está seguro de cómo funciona la admisión de su motor o simplemente no se siente cómodo con él, un mecánico puede hacer la inspección .

La mayoría de las tiendas utilizarán una máquina de prueba profesional que genera humo a partir de un líquido especial similar a la «niebla». utilizado en conciertos o fiestas. Se inyecta en el sistema de admisión de aire del motor con el motor apagado; desde allí, solo busca humo que se escape de una pieza defectuosa. Si se ve humo proveniente de cualquier válvula, solenoide, actuador o regulador, normalmente se necesitan piezas nuevas. Si se encuentra fuga de humo desde donde la admisión se encuentra con la culata del cilindro, generalmente una nueva junta solucionará la situación.

No use líquidos inflamables: algunas personas usan productos como líquido de arranque o limpiador de frenos para encontrar fugas de vacío rociándolos sobre y alrededor del motor en funcionamiento. La idea es que si hay una fuga, el químico altamente inflamable será succionado por el motor y quemado como combustible, lo que provocará un aumento en las RPM e indicará dónde está la fuga. Esto es muy peligroso por razones obvias y debe evitarse. Con la disponibilidad de latas de humo presurizadas, no es necesario rociar productos químicos peligrosos en un motor caliente.

 

Prevención de fugas de vacío

Aunque las fugas de vacío pueden ser un dolor, la mayoría de ellas se pueden prevenir. Revise periódicamente sus líneas de vacío. Especialmente en los autos más viejos, comenzarán a endurecerse y a ponerse quebradizos. En este punto, sabe que es hora de reemplazarlo.

También es importante ser cuidadoso con estos tubos al realizar otro mantenimiento del automóvil . Las fugas de vacío pueden producirse durante el mantenimiento general, como cambiar las bujías . Retire y reemplace estas líneas con cuidado, y podrá evitar un viaje al taller de reparación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *