¿Es mejor poner nitrógeno en sus neumáticos en lugar de aire?

El verano es la temporada para quitarse el traje de baño y el protector solar. Pero si bien podría ser la mejor época del año para usted, es difícil para su automóvil. 

Las altas temperaturas afectan todo, desde el motor de su vehículo hasta las escobillas del limpiaparabrisas. Afortunadamente, hay algunas formas de hacer que el verano sea un poco más fácil para su compañero de cuatro ruedas.

Aquí hay nueve consejos para mantener su automóvil saludable durante la temporada de calor.

 

 

1. Revise los fluidos

Los controles de fluidos son importantes durante todo el año, pero son aún más críticos cuando la temperatura sube. Asegúrese de inspeccionar el refrigeranteel aceite del motor, el líquido de frenos y, si su automóvil lo tiene, el líquido de la dirección asistida . Además, en algunos vehículos, la transmisión automática tiene una varilla que le permite verificar su nivel de líquido. Asegúrese de seguir las instrucciones del manual del propietario para realizar cada una de estas comprobaciones. 

2. Inspeccione los neumáticos

Antes de emprender ese viaje por carretera de verano, asegúrese de revisar sus neumáticos. Empiece por buscar daños, grietas y desgaste desigual. A continuación, verifique la presión de los neumáticos . La inflación insuficiente afectará el consumo de combustible e incluso puede provocar una explosión y un posible accidente.

3. Revise el aire acondicionado 

No hay nada peor que sentarse en el tráfico en un clima de 100 grados sin aire acondicionado. Antes de que esto le suceda, asegúrese de que su sistema de aire acondicionado esté frío, no caliente, no solo frío. Si no es así, lleve su automóvil a un taller de reparación antes de la próxima ola de calor.

4. Prueba la batería

Las temperaturas extremas (tanto calientes como frías) pueden empujar una batería agotada al límite . Haga que un profesional pruebe su unidad para evitar quedarse varado y sudar a través de esa camiseta.

5. Inspeccione los limpiaparabrisas

La exposición al sol y el calor extremo pueden hacer que los limpiaparabrisas se rompan . Si lidia con los monzones de verano, o incluso con un chaparrón ocasional, es una buena idea inspeccionar sus limpiaparabrisas para asegurarse de que podrá ver durante una tormenta. Puede reemplazarlos usted mismo si están golpeados. 

6. Pruebe el ventilador de enfriamiento eléctrico

Los ventiladores de enfriamiento eléctricos están diseñados para activarse tanto cuando se enciende el aire acondicionado como cuando el motor se calienta. Abre el capó, sube el aire y escucha si el ventilador se activa. Si sabe qué buscar, es posible que también pueda ver cómo se enciende el ventilador. Los ventiladores eléctricos casi siempre están montados en el lado del motor del radiador. (Nota: los vehículos más antiguos, así como algunos camiones, tienen ventiladores mecánicos, por lo que este no se aplicará).

7. Revisa tus frenos

No importa la temporada, nada importa más que poder detener su vehículo rápidamente. Haga que le revisen los frenos para asegurarse de que estén listos para su aventura de verano.

8. Use una sombrilla en el tablero.

Durante el verano, la luz solar adicional se filtra a través de su parabrisas. Esto no solo convierte el interior en una olla a presión, sino que también causa estragos en el tablero, las molduras y la tapicería de su automóvil. Protéjase y proteja su automóvil colocando una sombrilla en el tablero.

9. Haga que un profesional realice una inspección estacional

Los técnicos profesionales saben qué buscar. También tienen acceso a elevadores de vehículos, lo que les permite verificar los fluidos del tren de transmisión y del tren de rodaje de su automóvil. Tener una inspección experta realizada cada temporada le da tranquilidad y le ayuda a mantener su vehículo funcionando correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.