Cómo saber si su cigüeñal está fallando

Su cigüeñal es una parte móvil extremadamente robusta de su motor. Se coloca bajo en el motor, cerca del suministro de aceite. La función del cigüeñal es convertir el movimiento hacia arriba y hacia abajo de los pistones en un movimiento giratorio que se puede utilizar para impulsar suavemente su vehículo.

A medida que los pistones son empujados hacia arriba y hacia abajo en sus cilindros por el proceso de combustión, se unen al cigüeñal mediante bielas. El diseño del cigüeñal permite que el extremo inferior de las bielas se mueva en una dirección circular, haciendo girar el cigüeñal. Este movimiento giratorio del cigüeñal, a lo largo de un eje lineal, se dirige a la transmisión de su automóvil y luego a las ruedas motrices, moviendo el automóvil hacia adelante o hacia atrás, según las necesidades del conductor.

Los cigüeñales deben ser muy fuertes, para que puedan resistir las enormes fuerzas que les transmiten los pistones y las bielas, y para transmitir esta potencia a la transmisión. Los cigüeñales suelen estar hechos de una sola pieza de barra de acero, mediante un proceso de forja o fundición. Algunos motores usan cigüeñales ensamblados, que están hechos de varias piezas de acero unidas entre sí. Otros pueden usar cigüeñales que se mecanizan a partir de una sola pieza de acero refundido, utilizando fresadoras y tornos.

Dentro del motor, el cigüeñal se mantiene en su lugar mediante varios cojinetes, que están lubricados por el aceite del motor. Los cojinetes permiten que el cigüeñal gire suavemente en su lugar, al mismo tiempo que estabilizan el cigüeñal al ser sometido a las poderosas fuerzas de los pistones y bielas que lo hacen girar.

 

 

Signos de un cigüeñal defectuoso

Debido a que el cigüeñal es una parte tan integral de su motor, un cigüeñal defectuoso generalmente se notará de inmediato. Algunas de las causas subyacentes de un cigüeñal defectuoso son:

  • Un defecto de forja o fundición
  • Lubricación insuficiente
  • Desgaste de los cojinetes
  • Tapas principales de cojinetes sueltas
  • Orificios de los cojinetes distorsionados
  • Holgura inadecuada del rodamiento
  • Falla del rodamiento

El resultado de estas condiciones puede ser un cigüeñal agrietado o incluso roto. Es posible que escuche un golpeteo en el motor o note que la presión de aceite del motor es baja (de un indicador o luz de advertencia). En casos severos, el motor simplemente dejará de funcionar.

Si nota alguno de estos signos, detenga su automóvil de inmediato y apague el motor. No intente conducirlo más lejos. Haga arreglos para que su automóvil sea remolcado a su mecánico para el diagnóstico y las reparaciones.

 

¿Cómo se arregla un cigüeñal averiado?

A menos que tenga una amplia experiencia en la reparación y reconstrucción de motores, este es definitivamente un trabajo para su mecánico. El primer paso para el mecánico, una vez que su automóvil llega al taller de reparación, es desmontar el motor y ver exactamente cuál es el problema. Dependiendo de la gravedad del daño, las reparaciones pueden ser posibles y rentables, o puede que no valgan la pena el gasto. A continuación, se muestran algunos escenarios posibles:

  • El cigüeñal se ha dañado, pero nada más dentro del motor se ve afectado: el cigüeñal puede ser reparable o puede necesitar un reemplazo. Hay disponibles cigüeñales remanufacturados, que son una solución que ahorra costos, en comparación con la compra de un cigüeñal nuevo. Si su automóvil es muy viejo con un alto kilometraje, pero por lo demás funciona bien, es posible que pueda encontrar un cigüeñal usado barato en un depósito de chatarra, para ahorrar dinero y mantener su automóvil funcionando un poco más. Los cojinetes del cigüeñal también deben revisarse minuciosamente para confirmar que todavía están en buenas condiciones. Los cojinetes defectuosos destruirán rápidamente su nuevo cigüeñal.
  • El cigüeñal y sus cojinetes han sido dañados: este tipo de daño es más extenso, porque los cojinetes también deben ser reparados. Las fuerzas que causaron el daño del cigüeñal también han dañado los cojinetes, provocando un desgaste excesivo o haciendo que sus superficies anteriormente redondas adquieran una forma irregular. Un cigüeñal y cojinetes nuevos o remanufacturados pueden resolver el problema, pero si el daño es demasiado extenso, puede considerar comprar un motor de reemplazo remanufacturado (si el automóvil es bastante nuevo). Si su automóvil es viejo y está gastado, puede ser el momento de despedirse y enviarlo al depósito de chatarra.
  • El cigüeñal, los cojinetes y el extremo superior del motor se han dañado: este es el tipo de daño más catastrófico relacionado con el cigüeñal. Además de los daños en el cigüeñal y sus cojinetes, también se han dañado las bielas y los pistones unidos al cigüeñal. Y si los pistones golpean la parte superior de los cilindros, pueden causar serios daños a las válvulas de admisión y escape. Ahora tiene un lío enorme y costoso que implica reparaciones de todo su motor. Un motor de reemplazo puede ser su mejor opción si al automóvil le queda algo de valor. De lo contrario, a menos que esté cubierto por algún tipo de garantía mecánica, puede ser mejor reducir sus pérdidas y desecharlo, o como decimos hoy, “reciclarlo”.

Un comentario sobre «Cómo saber si su cigüeñal está fallando»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.